Basta de montajes policiales y represión franquista

El 26 de octubre las calles de Iruñea volverán a llenarse para denunciar la represión y el montaje policial contra los jóvenes de Altsasu en la Marcha de la Dignidad que concluirá en una gran movilización en la plaza Antoniutti a las 16:30. La sentencia de este montaje tiene la misma razón de ser que la sentencia contra el referéndum del 1-O en Catalunya. Son los exponentes más claros de la estrategia de criminalización del aparato del Estado español. Incluso el propio proceso de judicialización tiene puntos en común muy evidentes: llevar el caso a los tribunales de Madrid, poner en marcha la campaña mediática de criminalización, la amenaza de las penas de cárcel por parte de la fiscalía, prisión preventiva inmediata, juicio farsa y por último imposición de una sentencia decidida de antemano y basada en decisiones políticas.

Durante la última semana, hemos asistido en Catalunya a un levantamiento masivo, espectacular y de una fuerza arrolladora. Hemos respondido de una forma ejemplar, multitudinaria y pacífica a la sentencia franquista del supremo contra el referéndum del 1 de octubre: lo hemos hecho movilizando a millones en las calles y en una huelga general histórica el pasado 18 de octubre. Las imágenes de cientos de miles llegando a Barcelona en las Marchas por la Libertad, en las movilizaciones estudiantiles convocadas por el Sindicat d´Estudiants, en la protestas y sentadas que se han repetido días tras día y en las manifestaciones desbordantes para culminar la vaga general, así lo revelan.

Manipulación sin límites para criminalizar nuestra lucha

En contraste con esto, la imagen que los grandes medios de comunicación, el Ministro de Interior Grande-Marlaska y el gobierno han trasladado sobre lo ocurrido en Catalunya en estos días ha sido de una manipulación indescriptible: contenedores quemados, encapuchados, barricadas y fuego por todas partes ha sido lo que ha copado los informativos y periódicos las 24 horas. Informaciones sobre supuestos manifestantes que llevaban motosierras o atacaban a la policía lanzando lavadoras (!!)  han sustituido las imágenes de las movilizaciones multitudinarias  y pacíficas que millones hemos protagonizado.

Toda esta campaña tiene varios objetivos. En primer lugar justificar la brutalidad policial  con la que se nos ha aporreado, pateado,  disparado con balas de goma, atropellado con furgones policiales y disuelto con una tanqueta de agua que no se utilizaba desde los 90. Que han provocado 500 heridos entre los que se encuentran los cuatro que han perdido un ojo, y el joven que ha perdido un testículo. Muchos son los vídeos donde hemos visto a infiltrados policiales y a policías de uniforme avivando barricadas en las calles provocando escenas de violencia para reventar nuestras protestas pacíficas.

El segundo objetivo es deslegitimar nuestra lucha y sembrar la confusión y la división entre la clase trabajadora y la juventud - tanto dentro como fuera de Catalunya – para evitar la masividad de nuestras protestas y que se éstas se amplíen y extiendan. Por supuesto, en esta misma línea,  el silencio sobre las protestas de solidaridad con el pueblo de Catalunya también ha sido atronador: ni una sola palabra sobre la multitudinaria manifestación de más de 40.000 personas en Donosti, las 15.000 personas que recorrieron las calles de Madrid o las muchas otras que se celebraron en Sevilla, Alicante, Valencia…. Y muchos otros lugares, incluido Berlín, México o Hong Kong.

Cómo vencer la represión del Estado y conquistar la república catalana de los trabajadores y la juventud.

Desde el Sindicat d´Estudiants denunciamos esta campaña de mentiras y afirmamos que la lucha de la juventud y el pueblo de Catalunya nada tienen que ver con esas imágenes absolutamente minoritarias y aisladas de encapuchados lanzando piedras y quemando contenedores.  Nosotros mismos hemos combatido ese tipo de acciones que sólo sirven para hacerle el juego a la reacción y a la derecha españolista. Lo hemos hecho con las  manifestaciones multitudinarias de la vaga de 72 horas en las que cientos de miles de jóvenes gritábamos a pleno pulmón “som gent de pau”, “som estudiants, no criminals” o “fora infiltrats de les nostres manis” - cerrando así el camino a que las provocaciones policiales o los infiltrados pudiera reventar nuestras protestas pacíficas y ejemplares - . 

Esta imagen se repetía en las movilizaciones del sábado 19 de octubre, cuando cientos de personas - algunas de ellas miembros de Bombers per la República, Open Arms, Sanitaris per la República o En Peu de Pau - organizaban cordones de seguridad entre los cuerpos de represión y los manifestantes en Plaça Urquinaona para aislar y señalar a los elementos provocadores infiltrados a la vez de proteger a la manifestación de la brutalidad policial.

¡Ese es el camino! La forma de vencer la represión del aparato del Estado y conquistar la república de los trabajadores y la juventud no es con acciones individuales que pueden parecer radicales pero tratan de sustituir la acción de las masas. Es precisamente con la movilización masiva en las calles, con la huelga general y las herramientas que nos permiten poner de manifiesto que somos una fuerza arrolladora e imparable, como podemos dejar en evidencia que las amenazas y los matones vestidos de uniforme son impotentes ante un pueblo determinado a luchar. Así hicimos en el referéndum del 1 de octubre, así ocupamos el Prat y así paralizamos toda Catalunya en las históricas huelgas generales del 3 de octubre y en la del 18 de octubre la semana pasada. ¡Así lo volveremos a hacer! ¡La lucha continúa! ¡Ni un pas enrere!

¡Todos a la manifestación! Jueves 24 de Octubre 18:30h en Plaça Universitat

Por la república catalana de los trabajadores y la juventud

Durante la última semana, hemos asistido en Catalunya a un levantamiento masivo contra quienes quieren pisotear la voluntad de todo un pueblo. Hemos respondido de una forma ejemplar, multitudinaria y pacífica a la sentencia franquista del supremo contra el referéndum del 1 de octubre: lo hemos hecho movilizando a millones en las calles y en una huelga general histórica el pasado 18 de octubre. La huelga estudiantil de 72 horas convocada por el Sindicat d´estudiants y las manifestaciones de cientos de miles de jóvenes que la acompañaron han jugado sin lugar a dudas un papel fundamental para impulsar la lucha por la república catalana de los trabajadores y la juventud.

Chile vive una situación explosiva. El gobierno reaccionario de Piñera ha respondido al levantamiento popular con una represión salvaje: 13 muertos a día de hoy, 88 personas en el hospital por las balas de la policía y los militares, cientos de heridos, más de 1.400 detenidos, y el toque de queda en seis regiones del país con los soldados patrullando las calles, evocando inevitablemente las imágenes de la dictadura pinochetista.

¡No podrán amordazar a todo un pueblo!

¡Todos y todas contra la represión franquista!

¡Por la república catalana de los trabajadores y la juventud!

Dando una lección de dignidad, millones hemos tomado las calles contra la sentencia franquista del Tribunal Supremo. En esta respuesta ejemplar, la juventud ha jugado un papel impresionante: vaciamos las aulas de institutos y facultades, y en la huelga estudiantil de 72 horas convocada por el Sindicat d´Estudiants inundamos las calles de toda Catalunya en manifestaciones multitudinarias. La juventud también ha estado en primera línea durante la ocupación del Prat, en las masivas marchas por la libertad, en las sentadas y movilizaciones de cada tarde, y en las enormes manifestaciones —más de un millón en Barcelona y otro millón más en decenas de ciudades catalanas— que coronaron la gran huelga general del 18 de octubre.

Galería de fotos y vídeos de las protestas

Catalunya vivió el viernes 18 de octubre una jornada histórica. El pueblo catalán ha vuelto a dar una lección de dignidad y determinación frente a la mayor campaña de mentiras, desinformación y criminalización que se recuerda. La huelga general paralizó todo el territorio, y las manifestaciones batieron un récord de participación: más de un millón en Barcelona, y otro millón más a lo largo del día en el resto de capitales catalanas y en cientos de localidades. ¡Una fuerza tremenda que muestra el potencial para transformar la sociedad, barrer el régimen del 78 y conquistar la república catalana de los trabajadores y la juventud!

Galería de fotos y vídeos de las protestas

Es un auténtico tsunami contra la represión y por la libertad. Por segundo día consecutivo, más de 200.000 jóvenes han llenado las calles del centro de Barcelona en la manifestación del Sindicat d’Estudiants, y decenas de miles más lo han hecho en Tarragona y otras ciudades catalanas. Aunque los medios de comunicación continúen machacando con su campaña de criminalización, la vaga general de hoy 18 de octubre es un tremendo éxito y la juventud está jugando un papel fundamental para ello.

Galería de fotos y vídeos de las protestas

La huelga de 72 horas convocada por el Sindicat d’Estudiants contra la represión y la infame sentencia del Supremo, y a favor de la república catalana de los trabajadores y la juventud, está siendo inmensa. El seguimiento de la misma supera el 90% en los institutos y universidades, que llevan vacíos desde la jornada de ayer, pero lo más importante es la auténtica riada de cientos de miles de jóvenes que han abarrotado las calles de Barcelona, Tarragona, Lleida y Girona y muchas más localidades, en las manifestaciones estudiantiles más multitudinarias que se recuerdan en décadas.