Movilizaciones jueves 17 de septiembre a las 12h

Respeta todas las medidas sanitarias de seguridad y ven con tu mascarilla

MADRID

12h Sol

 

CATALUNYA

Barcelona: Plaça Universitat

Tarragona: Plaça de la Font

Girona: Plaça de l'1 d'Octubre del 2017

 

EUSKAL HERRIA

Bilbo: Arriaga

Donostia: Alderdi Eder

Gasteiz: Andramari Zuriaren Plaza

 

ASTURIAS

Gijón: Plaza del Parchís

Oviedo: Plaza la Escandalera

 

GALIZA

Ferrol: Praza España (edificio Xunta)

Ourense: Subdelegación do Goberno

Vigo: Farola de Urzáiz

 

ANDALUCÍA

Sevilla: San Telmo

Huelva: Plaza de las Monjas

Cádiz: Plaza San Juan de Dios

Córdoba: Bulevar Gran Capitán (desde el Templete)

Málaga: Plaza de la Constitución

Granada: Plaza del Carmen

 

PAÍS VALENCIÀ

València: Plaça de l'Ajuntament

Castelló: Plaça Maria Agustina

 

CASTILLA-LA MANCHA

Guadalajara: Subdelegación de Gobierno

 

ARAGÓN

Zaragoza: Plaza San Francisco (frente al monumento de Fernando el Católico)

Firma la petición

Hacemos un llamamiento a todos los colectivos sociales y organizaciones de la comunidad educativa a apoyar y sumarse a nuestras reivindicaciones, escribiéndonos un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las medidas adoptadas tanto por el Gobierno central como por las distintas consejerías educativas de las comunidades autónomas están provocando un cierre del curso escolar caótico. El Ministerio de Educación ha dejado caer todo el peso de esta crisis sobre las espaldas de millones de estudiantes, profesores y padres y madres, negándonos los recursos materiales para obtener una educación de calidad, y haciendo oídos sordos a las reivindicaciones de la comunidad educativa.

Coral Latorre · Secretaria General del Sindicato de Estudiantes

¡Para salvar el planeta hay que romper con el sistema!

El éxito de la jornada de huelga general estudiantil europea del pasado 15 de marzo contra el cambio climático ha abierto un profundo debate sobre el carácter que debe adoptar el movimiento ecologista. Desde el Sindicato de Estudiantes queremos contribuir a impulsar un movimiento combativo y anticapitalista que ponga encima de la mesa cómo podemos frenar la catástrofe ecológica que vive nuestro planeta.

Cartel Ana Pastor 3er Aniversario 1web

A continuación reproducimos un artículo sobre el caso de los "Bebés robados durante el franquismo" de la asociación Jóvenes por la memoria históricas escrito por Pablo Alcántara miembro del programa radiofónico "recuperando memoria" y compañero del Sindicato de Estudiantes 

Será en Almería donde la primera persona que va a ser juzgada por casos de bebés robados no va a ser una persona que participara en dichos robos, sino una víctima.

Los casos de los bebés robados fueron uno de los grandes crímenes del franquismo, que se perpetúo incluso durante los primeros años de democracia. Durante los años de posguerra, según el auto de Baltasar Garzón de 2.008, entre 1944 y 1954, fueron sustraídos de sus familias unos 30.000 niños. Se calcula que durante todo el período que duraron estas prácticas (hasta finales de los setenta, principios de los ochenta) unos 300.000 niños fueron robados de las manos de sus madres.

“Nos sentimos completamente insultados por este nuevo premio a una persona que nos ha engañado y que ha boicoteado la investigación”

 

PINCHA EN LA IMAGEN PARA VER EL VÍDEO EN EL QUE LA PLATAFORMA DE VÍCTIMAS DEL ALVIA RECRIMINAN LA ACTITUD DEL GOBIERNO DEL PP

victimasalvia

¡Basta ya de impunidad!

   

 Antes de que terminaran las fiestas de San Fermín alcanzaban hasta a 10 las denuncias y 17 detenidos por agresión sexual a mujeres. Especialmente escandaloso ha sido el caso en el que una joven era violada por 5 agresores entre los que se encontraban un militar y un guardia civil. A pesar de que la presión social que se ha ejercido con la movilización del 11 de Julio en Pamplona que congregó a miles de personas para denunciar las agresiones machistas ha obligado a encarcelar inmediatamente a los agresores, el trato posterior por parte de la “Justicia” hacia estos energúmenos es indignante: ¡Cuatro meses de cárcel tras haberles reducido la pena por la atenuante de estar ebrios! Son precisamente este tipo de medidas y argumentos los que legitiman la violencia machista ¡Ni el alcohol, ni la pertenencia al ejército o la policía pueden ser motivos de privilegio o de reducción de penas!

 Los resultados en las elecciones del pasado 26J han causado una gran impresión en miles de jóvenes que, tras haber luchado de forma incansable en las calles, veíamos ilusionados la posibilidad de un giro a la izquierda, también en el Parlamento. Aunque las valoraciones que hacían las encuestas reflejaban unas enormes posibilidades de crecimiento para la formación de Unidos Podemos, e incluso vaticinaban la superación del PSOE e incluso la del PP en algunos casos, la realidad ha sido bien distinta.

¡Todos a las manifestaciones del Orgullo!

 Los acontecimientos de Orlando hace unas semanas han vuelto a poner encima de la mesa de una forma más descarnada que nunca la situación de opresión y persecución que sufren millones de personas en el mundo por el único delito de su orientación sexual. Nuevamente sale a la superficie una lacra más del sistema social injusto, criminal, opresor y machista que nos gobierna: el capitalismo. En esta ocasión, este ataque homófobo acabó con la vida de 49 personas además de herir gravemente a muchos más: las víctimas eran en su mayoría jóvenes homosexuales latinos de clase obrera que cometían el delito de divertirse y vivir sin trabas su sexualidad en un local que consideraban seguro.

¡Unidos Podemos!

 En las pasadas elecciones del 20D, la movilización que millones de jóvenes y trabajadores hemos protagonizado en las calles en estos años se trasladó también a las urnas. El vuelco a la izquierda en los resultados, además del enorme varapalo que se llevó el Partido Popular, provocaron sudores fríos a los banqueros y a los grandes poderes económicos que quieren seguir imponiéndonos su receta de recortes y austeridad para la mayoría, para que ellos puedan seguir viviendo a cuerpo de rey.