Hace una semana, a principios del mes de marzo, las trabajadoras de la limpieza de la Universidad de Málaga (UMA) iniciaron una huelga indefinida en defensa de unos salarios dignos y para acabar con las desigualdades salariales, exigiendo la equipación de las trabajadoras a la categoría de Auxiliar de Limpieza de la universidad.

¡Basta ya de impunidad de los crímenes de las bandas fascistas!

El pasado día 17 de mayo se celebró el juicio contra el fascista acusado de propinar una brutal paliza junto con otros dos individuos al compañero Rubén Fernández, miembro del Sindicato de Estudiantes. A pesar de que quedó demostrado en juicio que el compañero Rubén había sufrido la agresión a manos de tres individuos, y que la Policía Nacional había identificado al fascista acusado como miembro activo de la extrema derecha de Málaga

Caseta del SE en Málaga

A partir del sábado 15 de agosto en la caseta nº 77-78 de la zona familiar

En los últimos 4 años, desde el Sindicato de Estudiantes hemos convocado veinte jornadas de huelga general de estudiantes contra los planes privatizadores del Partido Popular para destruir la educación pública.

Cientos de miles de jóvenes y trabajadores hemos inundando las calles de las principales ciudades pidiendo el fin de los ataques a la educación pública y defendiendo la Universidad pública frente a la cruzada emprendida por el PP, con Wert a la cabeza, para privatizarla.

logo-invisible-negro2Desde el Sindicato de Estudiantes queremos expresar nuestro profundo rechazo al ataque que ha sufrido La Casa Invisible en Málaga por parte del Ayuntamiento del Partido Popular. En los últimos 3 cursos académicos, los jóvenes estudiantes, profesores y asociaciones de padres y madres hemos llevado a cabo una lucha sin cuartel contra las políticas de este mismo partido a nivel estatal en el terreno educativo. Con 17 huelgas generales estudiantiles, 3 de ellas de toda la comunidad educativa, hemos frenado los pilares de la contrarreforma franquista del Ministro Wert, la LOMCE, pero aún queda mucho por pelear. Durante todo este tiempo, La Casa Invisible siempre ha sido un lugar de reunión de colectivos, organizaciones y movimientos sociales, de toda la marea verde, y esas reuniones nos han permitido organizarnos y mantener el pulso al gobierno del PP también en Málaga. Además supone un espacio en el centro de la ciudad donde los jóvenes y trabajadores/as, los parados/as y jubilados/as, podemos disfrutar de actividades a bajo coste y un ocio alternativo al ocio embrutecedor que nos ofrecen desde la mafia hostelera en Málaga.