Crónica publicada en kaosenlared.net

Después de que la Audiencia Nacional diera diez días de plazo al rapero leridano Pablo Hasel para que entrara voluntariamente en prisión, tras haber resuelto el Tribunal Constitucional que no admitía a trámite el recurso de amparo presentado por su defensa, las reacciones del movimiento anitrrepresivo no se han hecho esperar y se han organizado varias concentraciones en distintas ciudades del Estado exigiendo amnistía y libertad para el músico, acciones que tendrán continuidad en los próximos días.

El pasado domingo 17 de enero se celebró la asamblea general de la Comisión 8M de Madrid. A pesar de casi un año de inactividad por parte de la comisión, fuimos alrededor de 200 compañeras las que participamos – presencialmente y online–. La razón de esta afluencia es muy sencilla: frente a la idea de que la pandemia lo ha parado todo, lo cierto es que la opresión y violencia contra nosotras se han recrudecido de forma extrema en estos meses. Somos muchas, muchísimas las que entendemos que es urgente acabar con esta situación retomando la lucha con todas nuestras fuerzas. 

Libres y Combativas Asturias

Firma aquí la resolución de apoyo

Concentración martes 2 de febrero a las 10:30 frente al Palacio de Valdecarzana en Oviedo  (c/ San Juan s/n)

El pasado 18 de septiembre, tras semanas de intensa movilización en las calles de Gijón, de recogida de miles de firmas, de infinitas muestras de solidaridad con la víctima y su familia, el movimiento feminista, los y las jóvenes, trabajadoras y trabajadores  que llenamos las calles y alzamos nuestra voz exigiendo Justicia para Paz, lográbamos una gran victoria. Tras cuatro días de juicio, de  un auténtico martirio para la familia de Paz,  víctimas también de este terrible asesinato, el jurado popular emitía un veredicto demoledor determinando por unanimidad que la muerte de Paz fue un asesinato cometido de forma “deliberada, consciente e intencionadamente, eliminando toda posibilidad de defensa de su víctima”.

Galeria de fotos i vídeos

El dijous 14 i divendres 15, estudiants de Batxiller, la ESO i FP de diferents instituts públics de València, Alacant i Castelló hem dit prou a les lamentables condicions en que estem fent classe als nostres centres. Entre ahir i avui hem organitzat aturades de l’activitat lectiva, amb concentracions al pati i a l’entrada de l’institut per fer visible i expressar el nostre rebuig al fred, a la falta de sistemes de calefacció i climatització a les aules, la pujada dels contagis per la Covid-19 i l’abandonament per part de la Conselleria d’Educació i el propi Ministeri davant aquesta tràgica situació.

 
 
Hace días que la Agencia Estatal de Meteorología había advertido del peligro de esta borrasca: cientos de hogares desprotegidos frente al frío en la Cañada Real y los barrios obreros, hospitales y personal sanitario aislados en pleno pico de la pandemia, carreteras cortadas, más de 1.500 personas atrapadas en sus coches durante toda la noche en la M40 y otras vías centrales, 200 autobuses de la EMT bloqueados, cientos de árboles caídos en las calles de la capital... La primera noche de temporal en la Comunidad de Madrid ya se ha saldado con dos muertos por la nieve y el frío. Un desastre que no es sólo producto de la potencia de la nevada sino, sobre todo, de la falta de previsión, la incompetencia y el desprecio del Gobierno de Ayuso hacia las familias trabajadoras. 

Responder con la movilización masiva y la huelga en todo el país. Ninguna confianza en Biden ni en Wall Street

La crisis política en EEUU ha sufrido un salto dramático con el intento de golpe de Estado de Trump y sus seguidores. En una acción planificada durante semanas a ojos de todo el mundo, miles de militantes de extrema derecha, racistas y supremacistas, armados y con evidente formación paramilitar, asaltaron el Capitolio después de ser arengados por el propio Trump y dispersaron la sesión parlamentaria en la que iba a confirmarse su derrota. Las imágenes de los congresistas evacuados tras permanecer durante minutos en el suelo o agazapados en sus asientos, han dado la vuelta al mundo.

Libres y Combativas

¡Por una vida libre de opresión, invisibilización y desigualdad!
Nuestra posición ante la ley trans del ministerio de Igualdad

La opresión sufrida por el colectivo trans, sistemática y brutal bajo el sistema capitalista, ha sido ocultada conscientemente por los defensores de la moral y el orden establecido. Incluso ahora, cuando existe una sensibilidad social creciente para defender los derechos trans, se escuchan barbaridades transfobas provenientes de la derecha más reaccionaria y, lamentablemente, también de sectores del feminismo acomodado e institucional.

Este 25N, día internacional contra la violencia machista, las compañeras Coral Latorre, secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Ana García, portavoz de Libres y Combativas y Bárbara Areal, de Izquierda Revolucionaria explican en este reportaje del Telediario de TVE la opresión que sufren las mujeres jóvenes y trabajadoras y la necesidad de cambiar este sistema con una revolución social.

 

 


¡Feminismo revolucionario!

En los últimos meses, con la crisis de la Covid-19 y los confinamientos domiciliarios, han sido muchas las mujeres jóvenes y trabajadoras que han sufrido en carne propia la lacra de la violencia machista de una forma aún más cruel: nuestras casas se han convertido en cárceles en las que nos hemos visto obligadas a convivir a tiempo completo con nuestros agresores, siendo expuestas a las tensiones que provoca una crisis de esta magnitud y teniendo que permanecer en silencio ante el maltrato y las agresiones por miedo a ser asesinadas.

¡Nativa o extranjera, la misma clase obrera!

El pasado viernes 16, los compañeros y compañeras de Izquierda Revolucionaria y del Sindicato de Estudiantes participamos en la manifestación del barrio madrileño de San Blas para mostrar toda nuestra solidaridad y apoyo a los menores inmigrantes no acompañados que están siendo víctimas de persecución por parte de grupos neonazis.

La última de estas agresiones se produjo el pasado 13 de octubre, cuando dos nazis se dirigieron a un grupo de menores, profiriendo todo tipo de amenazas, llegando incluso a utilizar palos. Finalmente, los menores consiguieron defenderse y zafarse de la agresión. Pero ante la pasividad absoluta de la policía decidieron ir más alla. Al día siguiente, más de un centenar de neonazis de todo Madrid se personaron en el portal de uno de estos jóvenes para amenazarle en su propia casa, insultarle y realizar canticos fascistas y racistas.