Los compañeros y compañeras del Sindicato de Estudiantes e Izquierda Revolucionaria estamos realizando una enorme campaña en Madrid. Los repartos masivos de dípticos, pegadas de carteles, mesas públicas, venta del periódico de Izquierda Revolucionaria (El Militante), y toda la actividad que estamos desarrollando pidiendo el voto para la candidatura de Pablo Iglesias - UP al tiempo que defendemos un programa anticapitalista, están despertando una enorme simpatía entre miles de activistas de la izquierda.

PINCHA AQUÍ PARA ACCEDER A LA GALERÍA DE FOTOS DE LA CAMPAÑA

Las elecciones del próximo 4M han vuelto a poner encima de la mesa que la amenaza de de la ultraderecha no se puede tomar a la ligera. La escalada en el mensaje fascista de Vox y de Ayuso, su programa elitista y patronal, racista y machista hay que derrotarlo con una movilización masiva en las urnas, y sobre todo con la lucha obrera y juvenil en las calles.

Ayer saltaba a los medios de comunicación el envío de una carta amenazadora con cuatro balas de Cetme a Pablo Iglesias. Un nuevo ataque que no es ajeno a la escalada de agresiones, atentados y amenazas que los fascistas están perpetrando contra los activistas de la izquierda, contra los inmigrantes y contra los movimientos sociales. ¿Cuál ha sido la respuesta del llamado «Estado de derecho»? Blanquear a los fascistas y garantizarles una completa impunidad. Eso sí, desde el Ministerio del Interior, cuyo titular también ha sido amenazado por estos matones, no se ha dejado de criminalizar y de perseguir a la izquierda combativa, reprimiendo duramente numerosas movilizaciones sociales y juveniles en defensa de la libertad de expresión y de los servicios públicos.

 

¡Fascistas, ni en las calles ni en las urnas!

Pincha aquí para participar en el Sindicato de Estudiantes y luchar por nuestras reivindicaciones

Descarga aquí nuestros materiales hoja · cartel

Galería de fotos y vídeos de la campaña

Este 4 de mayo hay mucho en juego. El Gobierno de Ayuso llena los bolsillos de los empresarios privatizándolo todo, mientras destroza la educación pública y arrasa los ambulatorios. La lideresa nos habla de “libertad” pero se jacta de estar en el lado bueno de la historia cuando la acusan de fascista.

En la mañana del 14 de abril, jóvenes, trabajadores, vecinos y vecinas de Carabanchel nos hemos concentrado en la plaza de Oporto para protestar y denunciar a los fascistas de Vox, que hoy tenían un mitin en nuestro barrio. A pesar de que la presencia de los cayetanos y pijos de Serrano y Núñez de Balboa no ha superado las 150 personas, los antifascistas que estábamos haciendo frente a su discurso patronal, franquista y racista hemos sido cercados y hostigados por un brutal contingente de antidisturbios. Una fuerza policial que ha actuado, como en Vallekas, jugando el papel de servicio de orden de Vox y que, tras disolvernos pacíficamente, nos ha obligado a salir por una única calle, rodeándonos y procediendo a retenciones e identificaciones ilegales a lo largo de más de 500 metros. Una actuación represiva y antidemocrática, propia de un Estado policial, y decidida por la Delegación de Gobierno de Madrid en manos del PSOE.

Ante la provocación de Santiago Abascal y Rocío Monasterio intentando presentar su candidatura en el barrio obrero de Vallekas, la reacción ejemplar de los vecinos y vecinas, de la juventud, no se hizo esperar. Una multitud tomamos la plaza roja el 7 de abril una hora antes de iniciarse el acto de Vox, dejando claro que los fascistas no pasarán, que no consentiremos que se apropien de nuestras calles para difundir su mensaje patronal, españolista, racista, machista y homófobo.

¡Grande-Marlaska y Mercedes González dimisión!

El pasado miércoles 7 de abril, más de 2.000 jóvenes, trabajadores, trabajadoras, vecinos y vecinas tomamos la Plaza Roja de Vallekas plantando cara a las y los fascistas de Vox, que pretendían ocupar nuestro barrio, y otros muchos barrios obreros de Madrid, difundiendo su mensaje españolista, racista, machista y homófobo. Ante el tremendo éxito de esta movilización antifascista, Santiago Abascal bajó del estrado y se encaró, rodeado por sus matones, con los manifestantes. Una acción claramente coordinada, que fue la señal para que los antidisturbios cargaran brutalmente contra quienes salimos a plantar cara al fascismo.

La ultraderecha racista, machista y patronal de Vox ha querido comenzar su campaña electoral en Madrid en un barrio obrero, de inmigrantes y de izquierdas como Vallecas. Una autentica provocación que tiene una finalidad: normalizar su presencia en nuestras calles y atemorizar a todos aquellos a los que criminalizan y persiguen, desde los trabajadores y jóvenes con conciencia de clase a nuestras hermanas y hermanos inmigrantes. ¡No lo permitiremos!

En solo una semana Gijón ha sido escenario de dos ataques fascistas contra locales de la izquierda. El pasado sábado la sede de Podemos Xixón aparecía plagada de carteles en los que se podían leer mensajes como “Podemos ilegal ya”, “España acabará con vosotros, no os quepa duda”, “pederastas” o “asesinos”. Los y las compañeras de Podemos vienen denunciando en redes sociales que su sede ha sido objeto periódicamente de lanzamiento de huevos, pero en este ocasión los mensajes de odio habituales de la extrema derecha se han vuelto más explícitos y han ido un paso más allá.

¡Solidaridad con los compañeros y compañeras de Unidas Podemos!

La extrema derecha ha atacado esta madrugada la sede de Podemos en Cartagena. Como se puede observar en las imágenes de las cámaras de seguridad, un individuo encapuchado ha escrito con spray en las ventanas del local “hijos de puta” y “escoria corrupta” para acto seguido lanzar el material explosivo contra el edificio.