Valió yá de neganos los nuesos derechos llingüísticos y de maltratar la cultura popular

Nenguna concesión a la derecha, ¡la Oficialidá algamaráse nes cais!

El caberu mes d’ochobre, una marea humana de 30.000 persones añagaba durante hores el centru d’Uvieu al glayíu de “Yá, yá, yá, Oficialidá”.

La movilización foi un retruque escomanáu a los gafientos insultos, faltes y ataques rabiaos de la derecha a esta reivindicación hestórica de la izquierda. Amás, fizo tornar a la primera llínea la urxencia d’acabar col maltratu sistemáticu a los nuesos derechos llingüísticos y a la cultura popular.

En los últimos tiempos hemos visto desde los medios de comunicación reiteradas campañas de criminalización contra la juventud, y muchas acusaciones de periodistas "progres" de que es “apática”, “que no se mueve”, “que no le interesa la política”. Sin embargo, el pasado 29 de enero en el Wizink Center, en Madrid, miles y miles de jóvenes cantaron y alzaron los puños en el concierto de los Chikos del Maíz, un grupo de rap vinculado a la izquierda antifascista, anticapitalista y combativa.

«La historia del pasado y del presente nos enseña que la propiedad privada es la última y más profunda causa de la situación de privilegio del hombre frente a la mujer. La aparición y consolidación de la propiedad privada son las causantes de que la mujer y el niño, al igual que los esclavos, pudiesen convertirse en propiedad del hombre. Por esta causa ha aparecido la dominación del hombre por el hombre, la contradicción de clase entre ricos y pobres, entre explotadores y explotados…

Galeria de fotos

El pasado sábado 22 de enero, cientos de jóvenes y trabajadores salimos a las calles de forma contundente para reclamar que la Universitat de Barcelona y el Govern de la Generalitat rompan el escandaloso contrato que tienen firmado con la empresa torturadora de animales Vivotecnia y que supondrá el sacrificio de más de 30 perros beagle.

¡Derrotamos a la justicia patriarcal!

El 21 de diciembre de 2018 una compañera de Libres y Combativas fue atracada, secuestrada y violada en la alcaldía de Iztapalapa, en Ciudad de México. Desde ese mismo día nos tuvimos que enfrentar a una actitud machista, negligente e incompetente por parte de las autoridades que supuestamente son las encargadas de resolver este tipo de delitos.

El pasado mes de octubre, el Juzgado de Instrucción Instrucción nº14 de Sevilla citó a declarar como investigada por un supuesto delito de resistencia a la autoridad a nuestra compañera Ainoa Murcia, secretaria general del Sindicato de Estudiantes de Sevilla y portavoz de Libres y Combativas en Andalucía. El supuesto delito por el que iba a ser investigada era nada más y nada menos que haber participado en una acción vecinal de solidaridad contra el desahucio de una pareja joven y su bebé, en el barrio obrero de Torreblanca (Sevilla), a los que Caixabank y la justicia echaban a la calle sin alternativa habitacional.

Manifestación en defensa de la sanidad pública sábado 22 de enero 12h en Plaza de la Constitución

La llegada del COVID ha sido la excusa perfecta para que la Junta de Andalucía, en manos del PP y Ciudadanos, haya profundizado la política de destrucción de la sanidad pública que lleva décadas produciéndose. El objetivo es continuar privatizándola y hacer de oro a los empresarios a costa de los recursos públicos.

 

Descarga aquí la hoja, el cartel y el extra del periódico de Izquierda Revolucionaria

Desde el Sindicato de Estudiantes e Izquierda Revolucionaria hacemos un llamamiento a acudir masivamente a la manifestación del próximo 15 de enero a las 12h frente a los astilleros de Cádiz para denunciar la salvaje represión que estamos sufriendo en Cádiz.

Joaquín Navarro nació en 1932 en Coria del Río, Sevilla, en una familia trabajadora muy humilde.

Inició su militancia en el PCE en 1961, aún en la clandestinidad, y fue uno de los fundadores de las Comisiones Obreras en Madrid. Él era el objetivo de la extrema derecha el día que se produjo la matanza de los abogados de Atocha, por haberse destacado como el principal dirigente en la lucha del transporte en dicha ciudad en 1977. Toda su vida, ya fuera en París, en Madrid o en Valencia, la dedicó a la lucha por los derechos de las y los trabajadores y la lucha política por acabar con el capitalismo y transformar la sociedad. Joaquín era un luchador de los de verdad, de los que se dejó la piel para construir las Comisiones Obreras, en condiciones tremendamente duras, especialmente durante el franquismo y la transición. Fue un luchador siempre fiel a su instinto de clase y que nunca se rindió, ni frente a los fascistas, ni frente a la burocracia de la propia organización que él había construido con tanto esfuerzo.