Decenas de miles de jóvenes tomamos este lunes las calles en todo el Estado en una verdadera explosión de furia frente al asesinato homófobo de Samuel. Las imágenes de la Puerta del Sol en Madrid recordaban al 15M y no sólo por su masividad. Brazos en alto en toda la Calle Preciados, donde no cabía un alfiler, gritando a pleno pulmón ¡Yo también soy un maricón de mierda! ¡Aquí están los antifascistas!

Jueves 8 de julio a las 19h

Ve el acto aquí

Intervendrán: Ainoa Murcia de Libres y Combativas, Coral Latorre del Sindicato de Estudiantes y Ana García de Izquierda Revolucionaria.

El pasado lunes decenas de miles llenamos las calles en más de 100 manifestaciones simultáneas. Un grito ensordecedor denunciando el asesinato de Samu, contra el fascismo, el machismo y la homofobia, que ha vuelto a demostrar la determinación de la juventud y su compromiso por la libertad y la justicia social.

El ayuntamiento de Málaga, gobernado por el PP, ha decidido cerrar la única escuela infantil municipal "Colores de Málaga" usando como excusa una supuesta baja demanda de escolares y la baja natalidad. Esta es la guinda a la degradación de los servicios públicos y la privatización de la enseñanza, que hace que la patronal de la educación en Málaga se haga definitivamente con el monopolio de las escuelas infantiles. Una parte más de plan de privatización de la enseñanza pública que está llevando el PP desde la Junta, y que en Málaga pretende cerrar las líneas educativas de infantil en cuatro centros educativos.

¡Hay que acabar con la destrucción de la educación pública!

El curso 2020-21 ha sido uno de los más complicados de la vida académica de millones de estudiantes de familias trabajadoras. Ninguna planificación, protocolos ridículos que no han impedido el avance del virus, contagios y aulas en cuarentena, semipresencialidad, y toda una carrera de obstáculos para los alumnos de la pública con menos recursos.

Esta semana ha dado comienzo la EBAU. Tras un curso escolar desastroso donde el ministerio de Educación y las Consejerías educativas han dejado tirados a millones de estudiantes, en el que la mayoría hemos cursado el año de forma semipresencial, 200.000 de nosotros y nosotras nos tenemos que enfrentar a estas pruebas injustas y arbitrarias para conseguir una plaza en la universidad pública.

Después de 25 años de gobiernos de la derecha, la situación de la escuela pública en la Comunidad de Madrid es desastrosa. Ya el curso pasado, el gobierno del trifachito en la CAM recortó más de 350.000 euros en gastos de funcionamiento, que afectó a más de 400 centros en la región. En el último cuarto de siglo, la política educativa de la derecha ha sido muy clara: desmantelar la escuela pública, condenando a decenas de miles de estudiantes a estudiar en condiciones miserables y sin los medios necesarios.

Descarga aquí el cartel: castellano · català · euskera · galego

La lucha por los derechos de la comunidad LGTBI sigue siendo más necesaria que nunca. En estos últimos años, especialmente durante la pandemia de la Covid-19, nuestra opresión, la desigualdad que sufrimos y las agresiones contra nuestro colectivo han aumentado de forma dramática.

En 70 países del mundo las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo todavía están penalizadas de facto o son ilegales: 11 castigan con la pena de muerte, 26 tienen penas que van desde los 10 años de cárcel a la cadena perpetua. En América Latina, más de 1.300 personas del colectivo LGTBI han sido asesinadas entre 2014-2019. En Estados Unidos, tal y como publicaba la ONG Coalición en Defensa de los Transexuales Negros, el 44% de las lesbianas y el 61% de las mujeres bisexuales han sufrido algún episodio de violación, violencia física o acoso por parte de una pareja íntima, comparado con el 35% de las mujeres heterosexuales.

Izquierda Revolucionaria y el Sindicato de Estudiantes celebramos el 13 de abril un acto público en conmemoración de la proclamación de la Segunda República y contra el fascismo. En un debate inspirador, 200 compañeros y compañeras de Madrid, Catalunya, Andalucía, Galiza, Asturias, Euskal Herria, País Valencià, Mallorca… y otros territorios, analizamos las lecciones del 14 de abril de 1931 y nos preparamos para las futuras batallas que están por llegar.