Reproducimos a continuación la resolución aprobada por los y las docentes del Comité Personal Educativo de Madrid.

¡Hay que mantener las movilizaciones de inicio de curso!

Descarga la resolución en PDF

La situación caótica de comienzo de curso en la Comunidad de Madrid, con una educación pública devastada tras años de recortes y privatizaciones por parte del PP, ha llevado a que trabajadores de la enseñanza, docentes y no docentes, nos pongamos en pie de guerra en defensa de una vuelta segura a las aulas y una educación pública de calidad que no deje atrás a nadie. La propuesta de huelga surgida de la convocatoria de Asambleas Intersindicales convocadas por CCOO, UGT, CGT y STEM, así como la organización de los propios trabajadores de la enseñanza para avanzar hacia un escenario de huelga indefinida, han puesto contra las cuerdas a Díaz Ayuso y su Gobierno, demostrando que el único camino es la movilización y la lucha.

¡Ayuso dimisión!

El PP en la Comunidad de Madrid ha aprovechado la crisis del covid-19 para seguir su cruzada contra los servicios públicos. Cuando se anunció el cierre de las aulas, Isabel Díaz Ayuso, desvió ingentes sumas de dinero público directamente a los bolsillos de los magnates hosteleros de Telepizza y Rodilla, entregándoles el servicio de comedor de 11.500 menores de familias vulnerables, que antes tenían este servicio en los centros. Finalmente, tras dos meses de malnutrición a estos niños, el Partido Popular ha decidido ir un paso aún más lejos y directamente suprimir las ayudas para la alimentación de los alumnos de 0 a 6 años.

Desde el anuncio del cierre de los centros educativos, millones de estudiantes en todo el Estado hemos sufrido un completo abandono por parte de los Ministerios de Educación y Universidades y de las Consejerías respecto a qué va a pasar con nuestro curso. Por eso desde el Sindicato de Estudiantes hemos reivindicado la necesidad de que el Ministerio garantice que todas y todos los estudiantes pasamos de curso y que no se evalúe el tercer trimestre porque la realidad es que no lo estamos cursando. El pasado 15 de abril, tras una reunión con las Consejerías de Educación, la Ministra Isabel Celáa planteó que este curso la repetición será algo “excepcional”. Sin embargo estas declaraciones ambiguas, si no van acompañadas de acciones concretas, abren la puerta a los ataques de la derecha contra los estudiantes de familias trabajadoras, que no tenemos acceso a las clases online y vemos como nuestro futuro académico se está viendo perjudicado.

En la Comunidad de Madrid, el Partido Popular ya se ha desmarcado de las pautas del Gobierno defendiendo que la tercera evaluación tendrá carácter académico; lo que implica que los estudiantes puedan suspender y repetir curso. Algo a lo que se han sumado los consejeros de educación de Murcia (PP) y del Gobierno vasco (PNV), afirmando que igual que en Madrid, en estos territorios se titulará con todo aprobado en 4º de la ESO y 1º de bachillerato, y que en caso de promocionar curso se detallarán los suspensos.

Aquí puedes leer la querella de Alicia Rubio al Sindicato de Estudiantes

Durante los últimos días hemos sido testigos de cómo la extrema derecha sigue arremetiendo contra los derechos de las mujeres y del colectivo LGTBI. Una de sus principales voceras  es Alicia V. Rubio, diputada en la Asamblea de Madrid, que se ha hecho famosa por afirmar que “el feminismo es un cáncer” y que “coser botones empodera mucho”.

Por supuesto no es la única en Vox que hace este tipo de declaraciones. Sin ir más lejos, este 25 de noviembre – día internacional contra la violencia machista  – Ortega Smith negó de nuevo la existencia de la violencia de género en el acto institucional celebrado en el Ayuntamiento de Madrid. Cuando una mujer que hoy va en silla de ruedas precisamente por un ataque machista le hizo frente, este reconocido fascista contesto que  era “el prototipo de feminista subvencionada”.

¡Obreros y estudiantes, unidos y adelante!

Los trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) han decidido el pasado 24 de octubre ir a la huelga exigiendo la contratación de nuevos conductores y rechazando la externalización de los servicios por parte del Ayuntamiento de Madrid gobernado por el PP, Ciudadanos y VOX. Una externalización que solo tiene un objetivo, como siempre, volver a llenar los bolsillos de los empresarios amigos.

5000 estudiantes nos manifestamos contra la Mafia
¡Dimisión inmediata del Rector Javier Ramos!

El pasado 27 de septiembre, los estudiantes de la URJC respondimos con una gran concentración a la mafia de esta universidad, implicada en toda clase de escándalos de corrupción que culminaron con el regalo de másteres a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, al actual presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y a la ya exministra de Sanidad Carmen Montón, y en el escandaloso desfalco de miles de euros de dinero público a través del Instituto de Derecho Público.

El escándalo del caso máster en la URJC no hace más que crecer. La última noticia ha sido la salida a la luz de un trato de favor en la gestión del Máster de Acceso a la Abogacía a cientos de estudiantes italianos. Un trato de favor por el que estos estudiantes llegaban a pagar hasta 11.000 euros al Instituto de Derecho Público gestionado por Enrique Álvarez Conde, el principal imputado del caso Cifuentes, para poder convalidar sus asignaturas en Italia por las asignaturas del Grado en Derecho en la URJC, lo que les permitía acceder a la colegiación como abogados en el Colegio de Abogados de Madrid.

Es evidente que los casos del Máster de Cifuentes, Montón o Casado no son casos aislados, sino la dinámica que genera la privatización de la universidad pública. La corrupción en la URJC es la consecuencia directa de cómo el PP y sus amigos empresarios han utilizado el esfuerzo económico de cientos de miles de familias para llevar a sus hijos e hijas a la universidad para crear un coto privado de privilegios al alcance de unos pocos. Mientras miles de estudiantes han sido expulsados de la universidad por no poder pagar las tasas, un puñado de privilegiados ha podido comprar su título a golpe de talonario.

Esta semana ha comenzado con un nuevo escándalo judicial para criminalizar a un grupo de izquierdas. Esta vez le ha tocado al grupo Straight Edge (SxE) de Madrid. Un grupo integrado por jóvenes de entre 19 y 25 años a los que, sin ningún tipo de prueba, se les piden penas de dos años de prisión por “enaltecimiento del terrorismo”. Lejos de ser una excepción, este caso pone de manifiesto la peligrosa deriva autoritaria a la que estamos asistiendo.

Aumento sin precedentes de la represión

 

Jueves 12 a las 18:00h,  ¡todas y todos a la Puerta del Sol!

¡Basta ya de corrupción!

Cristina Cifuentes falsificó sus notas de máster en la Universidad Rey Juan Carlos. Así de claro. No iba a clase, no hizo un trabajo de fin de máster, no lo defendió el 2 de julio de 2012 y ningún tribunal evaluó ese trabajo. Cristina Cifuentes y el rector de la URJC no sólo falsificaron sus notas sino que también reconstruyeron y falsificaron el acta de la defensa de su TFM y las firmas que en ella aparecían, como ya ha reconocido el propio director del Máster ¡Es un escándalo mayúsculo! La que hasta hace poco se autoproclamaba como campeona de la lucha contra la corrupción resulta ser la más corrupta.

¡Basta de ataques a la educación pública!

El pasado 19 de marzo, el Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid aprobó un nuevo decreto para las Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI) que supone un ataque para las condiciones de trabajo y estudio de los profesores y estudiantes, a los que el Gobierno del PP no ha querido escuchar. En estos últimos años las EOI han sufrido con crudeza los recortes del Partido Popular, que desde 2011 ha aumentado un 126% las tasas y nos ha robado un 20% de nuestros profesores. Como consecuencia de este “tasazo”, se han perdido 14.000 alumnos en estos últimos siete años.