Masivas movilizaciones están recorriendo de nuevo el mundo árabe. A las insurrecciones populares en Argelia, Sudán o Iraq, se une ahora el mayor estallido social que se recuerda en décadas en el Líbano. La clase obrera y la juventud libanesa se han levantado contra un gobierno corrupto, contra el sistema capitalista y el imperialismo que impone a la mayoría unas condiciones de vida miserable. Los trabajadores y los jóvenes han puesto contra las cuerdas al Régimen.

gaza4Alto a la masacre sionista en Gaza

Los bombardeos contra el pueblo de Gaza no cesan desde hace días. La población está sometida a un régimen de terror: nadie está salvo en ningún sitio ni a ninguna hora. Ayer podíamos contemplar la desolación más absoluta en el rostro de un hombre que había perdido a ocho miembros de su familia, cinco de ellos niños, muertos por dos misiles del ejército israelí. En un solo día, el 8 de julio, el ejército de Israel lanzó 160 ataques sobre la Franja. En el momento de escribir este artículo, la actuación criminal del sionismo se ha cobrado la vida de casi un centenar de personas entre los que se cuentan más de 20 niños y 10 ancianos, ha provocado cientos de heridos y destruido innumerables viviendas. Los hospitales, completamente desbordados, no pueden atender a las víctimas como sería necesario. Este crimen se perpetra contra una población asfixiada por siete años de bloqueo que ha provocado un desempleo masivo y una dramática escasez en las necesidades más básicas.