¡Por una huelga general estatal de toda la comunidad educativa!

Desde el Sindicato de Estudiantes queremos mostrar nuestro apoyo a la lucha de los profesores y profesoras en huelga los días 22 y 23 de septiembre en la Comunidad de Madrid y el 23 en Galiza.

Como llevamos meses reivindicando, y este inicio de curso caótico está dándonos la razón, el profesorado está viviendo una situación totalmente insostenible en los centros de estudio. La intolerable actitud del Ministerio de Educación y de las distintas Consejerías educativas y su abandono completo a la comunidad educativa, sólo está favoreciendo la degradación de la enseñanza pública empeorando las condiciones en que nuestros docentes dan clases y sembrando un fracaso escolar mayor entre los estudiantes de familias trabajadoras.


¡Necesitamos una huelga general en la CAM para acabar con el Gobierno de Ayuso!

Galería de fotos

Este domingo 20 de septiembre miles de jóvenes, trabajadores y activistas de los barrios del sur de Madrid nos hemos alzado en pie de guerra contra la ofensiva clasista y reaccionaria de Ayuso. Las vecinas y vecinos de los distritos de Villaverde Bajo, Villaverde Alto, Puente de Vallecas, Villa de Vallecas, Carabanchel Alto, Carabanchel Bajo, Arganzuela, Ciudad Lineal-San Blas - a los que también se han sumado los de Getafe, Parla y Fuenlabrada - hemos convertido nuestras calles en un clamor contra la derecha y sus medidas clasistas, racistas y privatizadoras, exigiendo la dimisión de Ayuso y de este Gobierno de pesadilla.

¡Basta de represión!

Esta mañana miles de jóvenes, trabajadores y trabajadoras hemos salido a las calles en los barrios obreros de Madrid contra las medidas clasistas de Díaz Ayuso.

En Carabanchel, a las 12h cientos de personas nos concentrábamos frente al centro de salud de General Ricardos, al grito de ¡Ayuso dimisión! y ¡Sanidad pública! y en cuestión de minutos la concentración ocupaba toda la carretera mientras seguían llegando vecinos y vecinas, llamados por las asociaciones vecinales, hasta que nos hemos movido en manifestación hacia Vistalegre en solidaridad con los jóvenes y trabajadores del barrio que a partir de mañana serán confinados por Ayuso.

¡La justicia patriarcal derrotada!

La noche del 18 de septiembre la noticia saltaba a los medios. Tras un día de deliberación el veredicto unánime del jurado popular era demoledor: la muerte de Paz fue un asesinato cometido de forma “deliberada, consciente e intencionadamente, eliminando toda posibilidad de defensa de su víctima”. A continuación la fiscalía, que hasta 24 horas antes se había negado a reconocer como asesinato el crimen contra Paz, cambiaba su petición de 15 a 21 años de cárcel, la abogacía del Estado hacía lo mismo y el abogado defensor del asesino, que hasta el día anterior defendía su libre absolución, pedía la mínima para este delito, 20 años.

 

Los trabajadores y la juventud nos concentramos en la Puerta del Sol exigiendo la dimisión de Díaz Ayuso. ¡Ni un paso atrás!

Mitin de Coral Latorre, secretaria general del Sindicato de Estudiantes y militante de Izquierda Revolucionaria. 

Este viernes, 18 de septiembre, coincidiendo con la tercera jornada de huelga estudiantil convocada por el Sindicato de Estudiantes a nivel estatal, la comunidad educativa de Andalucía hemos protagonizado una jornada de huelga que ha vuelto a levantar el espíritu de la Marea Verde. Los estudiantes, junto con las familias y el profesorado, convocado por CGT, USTEA, CCOO, CNT y Docentes por la Pública, hemos recorrido las calles de todas las provincias andaluzas para exigir una vuelta presencial, segura y de calidad en la educación pública.

Desde las asociaciones vecinales del Sur de la ciudad de Madrid queremos manifestar nuestro más firme rechazo a las políticas clasistas y racistas que el gobierno de la Comunidad de Madrid está desarrollando durante esta segunda oleada de COVID-19 enfocadas a la discriminación de los vecinos y vecinas del Sur.


¡Plan de rescate a la enseñanza pública YA!

Apenas unos días después de iniciarse este curso escolar caótico –sin medios suficientes, sin los profesores necesarios y sin poder mantener las medidas de seguridad sanitaria por las elevadas ratios en nuestras aulas–, los datos de contagios, incidencias y cierres de los centros de estudio son la mejor fotografía del desastre mayúsculo que está provocando la inacción de Isabel Celaá y las distintas consejerías de Educación.