Presentación PNL

A continuación publicamos una noticia del periódico digital "La Marea" sobre la PNL presentada ayer por podemos para acabar con la precariedad entre los becarios y el uso de estos comos mano de obra barata en las empresas:

  Acabar con el trabajo precario, garantizar unos derechos laborales mínimos y terminar con el fenómeno de los llamados ‘becarios en fraude’, que consiste en la sustitución de trabajadores con contrato de trabajo por estudiantes y becarios, sin sueldo ni derechos laborales. Son los principales objetivos de la Proposición No de Ley (PNL) presentada esta mañana en el Congreso de los Diputados por el grupo parlamentario de Podemos, Podem-En Comú, Podemos-En Marea y Oficina Precaria.

 

 La propuesta insta al Gobierno a legislar para garantizar la función formativa y de entrada al mercado de trabajo de este tipo de programas de prácticas y evitar que sirvan para encubrir relaciones laborales. Para ello, propone la modificación de las prácticas curriculares de forma que recojan unos derechos laborales mínimos: límite de jornada y duración de las prácticas, remuneración económica obligatoria de al menos el salario mínimo interprofesional y limitación del número de becarios por empresa, entre otras medidas.

El texto presentado aboga, asimismo, por poner en marcha una política que fomente la contratación de los estudiantes una vez concluya el periodo de prácticas, impidiendo así la sustitución de un becario por otro en el mismo puesto. También pone encima de la mesa la posibilidad de ampliar este tipo de prácticas a los estudiantes universitarios y de Formación Profesional que hayan superado al menos la mitad del plan de estudios. Actualmente este tipo de contratos se ofrece sólo a los ya titulados.

Líderes en precariedad

“No estamos en contra de que existan las becas, porque el carácter formativo ayuda a los estudiantes a entrar en el mercado laboral”, aclara Eduardo Ocaña, de Oficina Preciara. “Pero la realidad es que estas prácticas lo que hacen es encubrir puestos de trabajo. Creemos que los becarios deben tener derechos, y que es necesario evitar que las empresas los utilicen como mano de obra barata. Éstas son propuestas de sentido común”.

Aunque no existen datos oficiales, desde Oficina Precaria se apunta que durante 2015 la cifra de becarios en España superaba los 180.000. Según un estudio reciente de la Comisión Europea, el 61% de ellos no recibe ningún tipo de contraprestación económica por su trabajo. “De entre los que cobran una compensación, al 73% no les llega siquiera para cubrir los gastos mínimos”, denuncia Ocaña. “España está a la cola de Europa en precariedad”.