Noticia en La Voz de Galicia

¡Basta ya de impunidad al machismo!

Durante el pasado curso, Luciano Méndez, profesor de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), durante una de sus clases realizó varios comentarios machistas hacia una de sus alumnas. Entre estos comentarios machistas y retrógrados, el docente se quejaba insistentemente de que “su escote le desconcentraba”. Según afirman el resto de compañeros el profesor llegó incluso a proferir amenazas contra ella.

Del mismo modo que continuaba realizando comentarios machistas y homófobos en sus clases, publicaba dos artículos sexistas en el diario La Voz de Galicia en el que se reafirmaba en su discurso, argumentando incluso que, podría justificar una violación: “La testosterona es una hormona complicada, puede ser una aliada que estimule y motive y puede ser también el peor de los enemigos, que haga el varón vulnerable y débil. Controlarla, manejarla en beneficio propio es labor de toda una vida.”


La alumna, junto con el resto de compañeros presentes, presentó una denuncia ante el decanato de la USC. Tras no haber recibido ninguna respuesta por parte de la universidad y ante tan vergonzoso comportamiento impropio de un docente, en el mes de marzo, alumnos del Master de Igualdad, Género y Educación llevaron a cabo una protesta pacífica en la clase de dicho profesor.

Ante la indignación causada por el silencio que la USC había mantenido con este episodio, el pasado mes de agosto, la USC anunció las medidas que iba a llevar a cabo. Mientras que al profesor Luciano Méndez se le suspende por dos meses de empleo y sueldo, manteniendo sus horas de docencia, la USC ha notificado una sanción a las alumnas que participaron en la protesta. Serán sancionadas con la apertura de un expediente disciplinario por falta leve, lo que significa que, como consecuencia, podrían perder el derecho a la matrícula de una o varias asignaturas, la prohibición de asistir a clase o una amonestación pública o privada. Además, con el fin de poner fin a las protestas que se han llevado a cabo, la USC ha decidido penalizar a la alumna afectada cambiándola de grupo en vez de cesar al profesor.

Es intolerable que una universidad pública permita a un profesor mantener este tipo de actitudes en sus clases. Desde el Sindicato de Estudiantes exigimos a la USC que rectifique inmediatamente llevando a cabo las medidas oportunas para sancionar al docente y retire todas las sanciones interpuestas a las alumnas que protestaron ante unos comentarios que no se pueden permitir. La USC debe eliminar de todos sus espacios este tipo de actitudes machistas que colocan a la mujer como un objeto del cual poder emitir todo tipo de juicios en vez de perseguir y sancionar a aquellos protestan y que tratan de eliminarlas.

El próximo jueves 8 de septiembre a las 12h se ha convocado una concentración frente al Registro General de la USC para protestar contra estas sanciones interpuestas de manera totalmente injusta.


¡Fuera machismo de nuestras aulas!