¡Basta de ataques a la libertad de expresión!

Este titular parece más bien de los años de la dictadura franquista ¿verdad? Pues no, resulta que ha sucedido la mañana del 29 de marzo de 2017. La Audiencia Nacional ha condenado a un año de cárcel a una joven tuitera por hacer chistes sobre un fascista como Carrero Blanco. Y no sólo, sino que la han impuesto también siete años de inhabilitación, porque lo no podrá acceder a ninguna beca ni tampoco opositar para profesora. En fin, la justicia burguesa destroza la vida de esta joven.

¿Y qué ha hecho? Simplemente hacer chistes de un personaje como Carrero Blanco, que la justicia considera una “víctima del terrorismo”, pero que realmente era un representante más que cualificado de la dictadura franquista, mano derecha de Franco y designado por él presidente del Gobierno. Carrero Blanco fue un baluartes de la represión del franquismo, uno de los altos mandos de esa dictadura que mando a miles y miles de personas a la cárcel, al pelotón de fusilamiento por luchar por la libertad y la democracia, firmante de penas de muertes, etc. Carrero Blanco no era ninguna víctima del terrorismo, él era una de las cabezas visibles de un régimen que hacia del terrorismo de Estado una seña de identidad.

Es vergonzoso lo que estamos viviendo en estos años respecto a la justicia, que está claramente al servicio de la derecha, de la impunidad franquista y de los grandes capitalistas. Mientras se encierra a sindicalistas o activistas sociales como Bódalo a Alfon, o se condena a tuiteras como Cassandra, los corruptos, los que han robado dinero público a espuertas, los que evaden dinero en paraísos fiscales, los que insultan a las víctimas del franquismo, son perdonados por sus delitos. No olvidemos las palabras de Rafael Hernando en televisión diciendo que “las víctimas del franquismo solo buscaban a sus familiares cuando hay subvenciones” o que localizar las fosas comunes “es una diversión para algunos”. La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha denunciado sus declaraciones en dos ocasiones. Ambas denuncias han sido archivadas por la Fiscalía.

Desde el Sindicato de Estudiantes nos solidarizamos con Cassandra. No pueden hipotecar el futuro de una joven por hacer unos chistes o por luchar contra los recortes y ataques del PP. Por ello pedimos la absolución total de Cassandra, y de todos los jóvenes raperos y tuiteros que están siendo víctimas de juicios penales que aplastan nuestra libertad de expresión. Y rechazamos plenamente esta sentencia injusta, con tufo franquista y represor, que demuestra, una vez más, de que lado esta la justicia capitalista.

¡Basta de represión contra los que luchamos contra los ataques y recortes del PP!
¡Cassandra absolución!

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-28549730-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');