Hace unos días salía a la luz un artículo de Libertad Digital en el que se acusaba a Gema Gil,  espartana de Coca Cola en Lucha y número 58 en la lista de Pablo Iglesias al Consejo Ciudadano de Podemos, de estar aprovechando una baja por depresión para acudir a actos y mítines de Podemos.  
 
Este diario la acusa de haberse acogido a “diferentes bajas médicas” en los últimos años. Estas “bajas médicas” a las que se refieren con despecho  son bajas de maternidad después de dar a luz a sus hijos y reducciones  de jornada laboral para poder conciliar su vida laboral y familiar. Pero lo que realmente considera indignante Libertad Digital es la fortaleza de esta compañera durante más de 3 años en la lucha de los trabajadores de Coca Cola.  Una de las luchas en defensa de los derechos laborales más larga y combativa de los últimos años, en la que se ha mantenido firme e inmutable a las presiones de la multinacional. Una lucha en la que ella, al igual que el resto de espartanas y familiares de los trabajadores y trabajadoras despedidos y despedidas ilegalmente, ha sido un apoyo imprescindible para ganar en los tribunales y en la calle a la multinacional Coca Cola. Es haberse comprometido con la lucha por los derechos laborales lo que ha hecho que Libertad Digital la señale directamente. 
 
Queda muy claro cómo para Libertad Digital y la Iglesia Católica que la financia, ejercer los derechos básicos de los trabajadores y trabajadoras es un síntoma de ser una aprovechada y sin embargo hacen alarde de la idea machista y reaccionaria del abuso de la maternidad. 
 
Lo que sí defiende libertad digital
 
Además de ataques directos a compañeras de lucha de la clase trabajadora y la juventud, lo que también encontramos en las páginas de Libertad Digital es una defensa incondicional a la jerarquía de la Iglesia Católica que durante décadas ha ocultado y protegido pedófilos bajos sus faldas. La misma cúpula corrupta que durante décadas de franquismo robó y vendió bebés a las mismas familias del régimen franquista  que ahora se escandalizan de que las mujeres nos acojamos a bajas por maternidad completamente insuficientes y nos veamos obligadas a acogernos a jornadas laborales reducidas para poder quedarnos en casa por no haber suficientes escuelas infantiles que nos permitan conciliar nuestra vida laboral y familiar.
 
El futuro de Libertad Digital como fábrica de mentiras y desinformación está más que asegurado a la luz de quienes lo respaldan. Entre sus accionistas están nada más y nada menos que la caja B del partido popular, con aportaciones de más de 400.000 tal y cómo ha reconocido el propio Bárcenas. Eso es lo que hay detrás de Libertad Digital: La cúpula criminal de la Iglesia Católica, y un grupo de capitales que se han enriquecido a costa de sus lazos con el pasado franquista y el presente corrupto del Partido Popular. Esto sólo refleja la desesperación de la burguesía por criminalizar a los que luchamos contra la explotación que tratan de imponernos día a día. Con el ataque a la vida privada de la compañera Gema nos atacan a todas las jóvenes y trabajadoras que luchamos incansablemente contra viento y marea, en nuestros institutos, facultades y puestos de trabajo para tener una vida digna para todos y todas. Por ello queremos mostrar toda nuestra admiración y respeto a Gema, a las espartanas de Coca Cola, y a todas las luchadoras a lo largo y ancho del planeta. 
 
(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-28549730-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');