Jueves 25 de enero a las 10 h Concentración frente al ayuntamiento de Móstoles

Las políticas de austeridad y la supuesta ineficacia de la gestión directa  han servido de pretexto para transferir al sector privado importantes servicios públicos. Los problemas de  limpieza de los colegios  públicos en Móstoles que venimos arrastrando, al menos desde  hace cinco años, han puesto de manifiesto que la privatización no es sinónimo de eficacia, calidad y ahorro. Al contrario, durante estos años nuestros centros han estado a merced de empresas  como “Acciona Facility Services”, “Bureau Veritas”  “Cofely” y "Onet-Seralia", cuatro empresas que no han cumplido siquiera con las obligaciones técnicas de la concesión, ni antes de producirse ni ahora.

 

A pesar de los acuerdos extraordinarios y de las medidas urgentes puestas en marcha por el Ayuntamiento en los últimos meses ante la situación generada por estas empresas en los colegios públicos mostoleños, continúan haciendo negocio al tiempo que siguen incumpliendo sus obligaciones como concesionarias. Finalmente la Junta de Gobierno Local de Móstoles ha  iniciado la rescisión del contrato, ante una situación ya insostenible.

Esta experiencia vuelve a demostrar que estas situaciones no van a resolverse  hasta que no se termine con un modelo de gestión basado en hacer negocios con dinero público, y hasta que no se elimine  la subcontratación de empresas privadas para prestar servicios públicos. Un modelo que solo busca obtener beneficios a costa de la calidad del servicio y de la  precarización de las condiciones laborales de las trabajadoras y los trabajadores. Un modelo que como hemos visto en los últimos años es sinónimo de corrupción  y de comisiones ilegales. ¡Basta ya de saquear el dinero público! Desgraciadamente el Ayuntamiento Móstoles, un Ayuntamiento de izquierdas en el que participa Ganar Móstoles-Podemos, ahora que se ha acabado la concesión, ha empezado a trabajar en un nuevo pliego de cara volver a entregar este servicio público a una nueva empresa del sector privado.

A pesar de las amenazas del ministro Montoro para impedir los procesos de REMUNICIPALIZACIÓN, no se pueden aceptar dichas políticas que ceden resignadas al chantaje constante del  Partido Popular y sus empresarios amigos. Es necesario dar una batalla consciente para hacer realidad lo que fue una de las principales promesas de los Ayuntamientos del cambio, acabar con la privatización de servicios públicos y recuperarlos mediante su remunicipalización bajo el control y gestión de los propios trabajadores mejorando así la calidad de estos servicios y las condiciones laborales de los trabajadores.

 

¡Basta de hacer negocios con los servicios públicos!

¡Fuera empresas privadas de la escuela publica!

10 de mayo: Todas y todos a la huelga estudiantil

cartel 10m castellano peq 1