La Educación Pública de Andalucía junto a la Sanidad, es uno de los pilares de los que tanto presume Susana Díaz. Pero lo cierto es que hay muy poco de lo que hacer gala. La Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE de Susana Díaz, no ha variado ni una coma de los ataques que el Ministerio de Educación del PP ha dirigido sin descanso a la educación pública los últimos años. Pero además el desmantelamiento de los centros de estudio ha llegado a unos límites totalmente insostenibles en muchas zonas, donde las instalaciones impiden el desarrollo de una educación pública de calidad. Un ejemplo de esta masificación generalizada es la que se da en el municipio del Rincón de la Victoria.

Viernes 9 de marzo · 22h. Urban Rock (Portal de Gamarra 1)

Actúan:

Our Gravity

Free the wheel

Doctor Sax

Alison Keable

La actividad de la subcomisión en el Congreso de los Diputados para la elaboración del Pacto Educativo se ha convertido en una mascarada patética, una maniobra más para justificar una política de acoso y derribo contra la enseñanza pública. Tanto el Partido Popular como Ciudadanos siguen empeñados en llevar a cabo sus políticas clasistas y privatizadoras en el ámbito educativo, y han vuelto a despreciar las reivindicaciones que desde la Marea Verde hemos exigido sin descanso en las calles durante estos años

Con el nuevo nombre de “Pacto Educativo”, el gobierno del PP y Ciudadanos intentan asegurar la continuidad de la LOMCE y la política salvaje de recortes a la enseñanza pública. Hablando de “consenso” pretenden lavarse la cara y engañar a la comunidad educativa para que esta acepte unas recetas que han destruido el derecho a la educación pública de millones de estudiantes provenientes de familias trabajadoras.

También es necesario señalar el papel lamentable que en esta comisión parlamentaria está jugando el PSOE. Como en muchos otros aspectos, lejos de cumplir con sus promesas anteriores —cuando con la boca pequeña se sumaba al grito de derogación de la LOMCE—, vuelven de nuevo a dar cobertura a las políticas del PP.

En los últimos días hemos debatido con algunas compañeras del movimiento feminista acerca del llamamiento que estamos haciendo a todos nuestros compañeros a secundar junto con nosotras la huelga feminista del 8M.Lamentablemente nos hemos tenido que enfrentar a argumentos que plantean que estas movilizaciones deben ser secundadas únicamente por mujeres. Desde Libres y Combativas tenemos que decir con claridad que esto nos parece un grave error.

¡No a la propaganda militarista y monárquica en nuestra aulas!

Durante estos últimos años, desde el Sindicato de Estudiantes hemos estado denunciando la política educativa del Partido Popular como una política “franquista”. Nos hemos movilizado contra las reválidas y la LOMCE, contra la imposición de la religión en el currículo educativo, contra los millones de euros regalados a la educación concertada, y concretamente a la Iglesia Católica y a las sectas religiosas, que a su vez esparcen su ideología machista, sexista y homófoba. Y ahora, este 2018, nos encontramos con una nueva vuelta de tuerca que continua profundizando la deriva neo franquista del PP.

Desde Libres y Combativas y el Sindicato de Estudiantes, queremos denunciar la discriminación homófoba sufrida por dos compañeras de Educación Social en la biblioteca de la Facultad de Telecomunicaciones el pasado fin de semana. La agente de seguridad que estaba de turno en ese momento, les llamó la atención por estar, según las palabras de las compañeras: "besándonos y haciendo tonterías, riéndonos, abrazándonos y dándonos besos en la cara, como cualquier pareja", les planteó: "yo respeto el amor libre y todas esas cosas... Entre hombres y hombres y entre mujeres y mujeres... Pero por respeto a los demás,  por favor no os mostréis más en público." La guardia de seguridad además argumentó que era para proteger a las compañeras por si alguien les decía algo y tras varios comentarios homófobos y ofensivos como "es que a ver si por un beso vuestro se lía aquí..." añadió "yo la orientación sexual la llevo bien, pero la de extranjeros... Yo soy más de producto español", añadiendo un ataque racista igualmente intolerable.

Rebelión en las aulas es el título de la última edición del programa Ochentame de RTVE. Emitido el jueves 1 de febrero, durante una hora retrata con fuerza y rigor las históricas movilizaciones estudiantiles del curso 86/87 y la victoria alcanzada sobre el gobierno de Felipe González. Tres meses de manifestaciones masivas, huelgas y ocupaciones de institutos, que fueron duramente reprimidas por la policía. El valor de millones de jóvenes que resistieron la represión y ganaron el apoyo de la clase obrera a sus reivindicaciones, conmocionó a la sociedad. El programa recoge ampliamente los testimonios de Juan Ignacio Ramos y Barbara Areal, militantes del Sindicato de Estudiantes, y rinde un tributo merecido a una rebelión juvenil que pasará a la historia. No te pierdas el programa y compártelo por las redes sociales.

¡Basta de culpabilizar a nuestros docentes de los problemas de la educación pública!

¡Basta de excusas para precarizar sus condiciones y justificar los despidos!

El gobierno del Partido Popular sigue empeñado en sacarle brillo a su engañosa campaña por el “Pacto Educativo” para tratar de desactivar de una vez y para siempre la movilización de la Marea Verde. Esta campaña consiste en tratar de presentar este futuro “pacto” como la solución definitiva a los problemas que hoy sufre la educación. Lo increíble es que este pacto no recoge las reivindicaciones de estudiantes, padres, madres y profesores que nos hemos movilizado en defensa de la escuela pública. Es decir, que el Pacto Educativo supuestamente acabará con los problemas en la educación pública sin devolver el dinero recortado, sin reducir las ratios de alumnos por aula, sin aumentar las becas, sin sacar la religión de las aulas…. Algo que demuestra que el Pacto Educativo no es más un nombre nuevo para los planes de siempre del PP, los planes de la LOMCE, de las tasas impagables, de la elitización de la educación etc.

A continuación publicamos un artículo de Cristina Fallarás en Público sobre la financiación pública a la escuela católica para seguir educando en valores machistas de la Iglesia

Sobre la ilegalidad de las subvenciones a la educación católica por razones de discriminación de género

UNO. Cabe describir la mayor institución machista de nuestro país como aquella que prohíbe a la mujer el acceso a los puestos de poder y de gobierno. Aquella que, además, en su relato y su doctrina sitúe a la mujer por debajo del hombre, y la retrate no solo como inferior sino como responsable directa, con su acción, de todo castigo y toda desgracia que pueda sufrir la especie humana. Y lo mantenga escrito. Aquella que, además, impida a la mujer desarrollar libremente su sexualidad y alabe la virginidad frente a cualquier desarrollo. Aquella que describa a la mujer como ser al servicio del hombre. O sea, la Iglesia católica.

12h concentraciones estudiantiles

Por la tarde manifestaciones del Movimiento Feminista 

 

Descarga la hoja de Galiza - Asturias - Euskal Herria - Catalunya - País Valencià - Andalucía - Madrid - Estatal 

Y el cartel de Galiza - Asturias - Euskal Herria - Catalunya - Pais Valencià - Andalucía - Madrid - Estatal

¡Y difúndelos en tu IES o facultad!

 

Ve el vídeo del anuncio de la Huelga General Estudiantil del 8M del Sindicato de estudiantes

 

 ¡Nos queremos vivas! ¡Libres y combativas!

En los últimos años hemos vivido un auténtico despertar de millones de mujeres movilizándonos masivamente contra un sistema profundamente machista, que ejerce la violencia y la explotación de una forma especialmente cruel contra nosotras.

En esta lucha, las jóvenes, las trabajadoras, hemos combatido las políticas que nos imponen los gobiernos capitalistas, entre los cuales el del PP destaca por derecho propio. Ellos son los que han aprobado una reforma educativa franquista que  privilegia a la Iglesia con miles de millones de euros, para que sigan diseminando sus mensajes abiertamente sexistas, homófobos y contra el derecho al aborto. Es la derecha la que recorta los servicios sociales que cargan sobre nuestras espaldas, condenándonos a la esclavitud doméstica, la que nos desahucia de nuestras casas y hacen de oro a los empresarios imponiéndonos salarios miserables y condiciones discriminatorias en el trabajo.