manifestación contra las reválidas

Si algo ha marcado este curso escolar ha sido la lucha decidida de millones de estudiantes, padres y madres y profesores contra las leyes franquistas del PP y sus recortes a la educación pública. Gracias a la movilización obligamos al gobierno de Rajoy a retirar las reválidas franquistas librando a miles de jóvenes de familias humildes de ser injustamente expulsados del sistema educativo. El Partido Popular se vio forzado a eliminar el carácter obligatorio de las reválidas así como sus efectos académicos pero, como ya nos tiene acostumbrados, ahora intenta cobrarse venganza por la puerta de atrás.

Cuando queda muy poco para que el curso acabe, y sin ningún tipo de información a los estudiantes, a sus familias y a los docentes, el Ministerio de Educación intenta imponer las reválidas, sin efectos académicos, en muchos centros educativos de todo el Estado. Desoyendo de nuevo la opinión contraria de la comunidad educativa hacia estos exámenes ilegítimos, y amparándose en la libertad de las comunidades autónomas para decidir sobre esta cuestión pretenden hacerlos allí donde tienen el gobierno como es el caso de la Comunidad de Madrid, obligando a examinarse a todos los estudiantes de la capital. Sin efectos académicos, claro, porque con la lucha lo hemos impedido, pero hacerlos igualmente.

Desde el Sindicato de Estudiantes queremos dejar claro que estás pruebas no tienen el más mínimo objetivo de mejorar la calidad educativa. De hecho, el único efecto que pueden tener es la de someter en los últimos días del curso a un enorme estrés tanto a profesores como a alumnos con unos exámenes que, además de injustos, son una forma descarada de poner en duda la labor de nuestros docentes y nuestro propio trabajo académico como estudiantes.

Es increíble tener que escuchar de boca del Ministro de Educación y de muchos dirigentes del PP, como Esperanza Aguirre, Rajoy, Cifuentes y un largo etcétera, declaraciones sobre la excelencia y la política del esfuerzo cuando cada día desayunamos con nuevos escándalos de corrupción. La cárcel está llena de políticos del PP acusados de saquear las arcas públicas en beneficio propio, mientras decenas más esperan en el banquillo. ¿De qué lecciones de excelencia pueden hablar quienes han desvalijado el Canal de Isabel II, o quienes cierran nuestros centros educativos y regalan cada vez más dinero a la educación privada – concertada en manos de la jerarquía de la Iglesia?

Desde el Sindicato de Estudiantes lo decimos con claridad. Hemos conseguido librarnos de las reválidas franquistas gracias a la lucha y no vamos a permitir que nadie nos engañe, ni que nos den gato por liebre. Estas pruebas no tienen ningún efecto académico para los estudiantes y no son obligatorias ¡Eso es lo que hemos conseguido luchando es las calles! Por tanto, llamamos a todos los estudiantes al boicot de las reválidas (4º ESO), a que nadie se presente a realizar las mismas, a todos los padres y madres y profesores a apoyar este boicot y poner de nuevo encima de la mesa que ninguna maniobra podrá arrebatarnos las victorias de nuestra movilización.

¡Sí se puede!