Jueves 12 a las 18:00h,  ¡todas y todos a la Puerta del Sol!

¡Basta ya de corrupción!

Cristina Cifuentes falsificó sus notas de máster en la Universidad Rey Juan Carlos. Así de claro. No iba a clase, no hizo un trabajo de fin de máster, no lo defendió el 2 de julio de 2012 y ningún tribunal evaluó ese trabajo. Cristina Cifuentes y el rector de la URJC no sólo falsificaron sus notas sino que también reconstruyeron y falsificaron el acta de la defensa de su TFM y las firmas que en ella aparecían, como ya ha reconocido el propio director del Máster ¡Es un escándalo mayúsculo! La que hasta hace poco se autoproclamaba como campeona de la lucha contra la corrupción resulta ser la más corrupta.

A pesar del tamaño gigantesco de esta mentira no podemos sorprendernos demasiado por este tipo de comportamientos viniendo de donde vienen. El Partido Popular es un partido completamente podrido que actúa, en todos los ámbitos, como si estuvieran dirigiendo su cortijo particular. Hacen lo que les viene en gana sin, por supuesto, esperar ninguna consecuencia legal ni política. Se han acostumbrado a la gran impunidad de la que disfrutan. Sólo así se entiende que un partido con más de 900 imputados por corrupción siga al frente del gobierno como si nada. Y además lo hacen sin el menor rubor.

Son unos auténticos sinvergüenzas que nos muestran con sus corruptelas cómo las cosas no son iguales para todos. Ellos y ellas, que tanto hablan de la cultura del esfuerzo, han expulsado a diez mil estudiantes de la universidad por no tener dinero para pagar las matrículas, reducen hasta el hueso las becas para impedir a los jóvenes de familias trabajadoras el acceso a los estudios superiores,  privatizan la enseñanza superior a través de unos Master que cuestan una millonada, y luego, a golpe de talonario y con sus influencias en la sombra, se sacan títulos sin pisar el suelo de la facultad. ¡Qué hipócritas!

Por una huelga general estudiantil en la URJC

Esta actuación profundiza la degradación de la Universidad pública, y pone además en cuestión el prestigio de los propios títulos universitarios concedidos por la URJC que, en nuestro caso, sí hemos obtenido haciendo grandes esfuerzos y sacrificios y cumpliendo con todas las pruebas que acreditan que tenemos dichos conocimientos.

Por eso es necesario que se depuren inmediatamente responsabilidades, empezando por la dimisión de  Cristina Cifuentes y del propio rector de la URJC, Javier Ramos, y continuando  con la expulsión de la carrera pública y el despido de la Universidad de todas aquellas personas que han dado cobertura a esta putrefacta trama de corrupción.

Desde el Sindicato de Estudiantes creemos que la mejor forma de  defender  nuestra Universidad pública y nuestros derechos, que están siendo completamente vulnerados por esta trama de corrupción, es a través de la movilización más contundente. La tarde del lunes 9 de abril hubo una concentración de estudiantes en el campus de Vicálvaro de la URJC a la que asistimos más de 500 personas para exigir la dimisión de Cristina Cifuentes. En esta concentración dejamos claro que los estudiantes de la URJC, además de estudiantes de otras universidades públicas, así como algunos vecinos del barrio, rechazamos contundentemente la corrupción del Partido Popular y exigimos la dimisión de Cristina Cifuentes, señalando que a nosotros no nos han regalado nada y apuntando también la responsabilidad del rector al grito de ¡esto lo ha tapado el rectorado!

Esta concentración fue un primer paso muy importante para la movilización en la calle que todos los y las estudiantes de la escuela pública de la Comunidad de Madrid, junto al resto de trabajadores de la Comunidad de Madrid tenemos que organizar hasta hacer dimitir al rector de la URJC y a Cristina Cifuentes. Por ello es necesario que la oposición de izquierdas en la Asamblea de Madrid, especialmente Podemos, impulsen una gran movilización en Madrid para forzar la dimisión del Cristina Cifuentes y la caída del Gobierno del PP en la Comunidad. El PP en la Comunidad de Madrid es un partido, como de nuevo estamos viendo, completamente podrido, y es necesario, para salvar la universidad pública, la sanidad y todos los servicios públicos, echarles definitivamente. La moción de censura no es suficiente, es necesario organizar la lucha en las calles para acabar con este entramado mafioso.

Por este motivo llamamos a la concentración convocada para el próximo jueves 12 de abril a las 18:00h en la Puerta del Sol ante la sede del Gobierno de Cristina Cifuentes, que haremos extensiva a los estudiantes de todas las universidades públicas madrileñas. Además, proponemos a los y las estudiantes de la URJC y al conjunto de asociaciones estudiantiles, la organización de una huelga general de estudiantes de  24 horas en toda la URJC y continuar la movilización en las calles hasta echar a Cristina Cifuentes. Es necesario que los corruptos paguen. Es necesario que nuestros títulos queden limpios de cualquier sombra de duda.

¡Fuera corruptos de la universidad pública!

¡Todas y todos a la concentración!

 

254"Sin

26 de abril huelga general estudiantil en Catalunya

 cartellSE_vaga_26abr18_web.jpg