La campaña mediática de la derecha y los medios afines al gobierno del PP atacando la huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes contra la represión franquista del PP y contra la aplicación del artículo 155 es salvaje. Especialmente ayer y hoy hemos leído artículos en el diario El Mundo, OkDiario, La Razón o incluso la portada de hoy del diario ABC que denuncian el supuesto “adoctrinamiento” a los estudiantes y muestran como prueba de ello nuestros carteles de la huelga. Se quejan de que cómo es posible que nombremos el franquismo, dicen que “comemos la olla” a los “niños” por explicar lo que significa el artículo 155 y por pedirles que secunden la huelga y se manifiesten por sus derechos democráticos. También utilizan como “prueba del delito” las cartas que muchos centros de estudio han enviado a los padres informando de la convocatoria y de la normativa vigente para poder ejercerla. Por muy lamentable que esto pueda parecer, no podemos sorprendernos de que esto ocurra. Al fin y al cabo estos medios son empresas con intereses económicos concretos, en cuyos consejos de administración estas sentados los principales bancos del Estado (Santander, BBVA, Sabadell, La Caixa, etc…) y que utilizan su influencia para generar una opinión contraria a la movilización que tanto temen los propietarios y dueños de esos mismos medios.

Otra cosa distinta y aún más escandalosa es la información vertida desde TVE, la televisión pública y supuestamente objetiva y neutral. Exactamente los mismos argumentos, las mismas calumnias y la misma intención de criminalizar y deslegitimar nuestra lucha. Esta misma mañana esta cadena, insistimos – pública - dedicaba un amplio espacio a criminalizar nuestra huelga, diciendo que era ilegal mientras mostraban el cartel que hemos difundido al respecto y hablaban de adoctrinamiento a los estudiantes y la larga retahíla de falsas acusaciones que siempre siguen. Esta es la “veracidad e imparcialidad” del Partido Popular, la quieren imponer también en TV3, la televisión pública catalana, cuando tomen el control de la misma. Incluso los propios trabajadores de TVE denunciaban el pasado 2 de octubre en la redacción central la brutal manipulación durante el 1 –O con carteles que decían “vergüenza” o “dejad de manipular”.

Desde el Sindicato de Estudiantes denunciamos todas las falsedades vertidas contra nuestra organización, contra la convocatoria de huelga y contra todo el movimiento de los estudiantes en defensa de nuestros derechos democráticos. Aunque nos consta que no es por desconocimiento sino por ánimo de manipular, queremos recordar que la legislación española reconoce nuestro derecho a huelga en institutos y universidades, algo que el propio tribunal supremo ratificó en el año 2013 en una sentencia firme. Queremos dejar claro que nuestra huelga no sólo es legal, sino absolutamente legítima: explicar que el artículo 155 supone acabar con todas las garantías democráticas en Catalunya, que esto junto con el encarcelamiento de dirigentes sociales por organizar protestar pacíficas, los golpes contra quienes defienden urnas o las detenciones por pegar carteles recuerdan al franquismo no es adoctrinar sino explicar una verdad muy incómoda para el PP y el séquito de Ciudadanos y Pedro Sánchez que les sigue. Explicar que esto es un ataque sin precedentes a los derechos democráticos de los jóvenes y trabajadores de Catalunya y del resto del Estado no es más que llamar a las cosas por su nombre. Hoy suprimen los derechos democráticos en Catalunya, mañana por qué no pueden ilegalizar manifestaciones, huelgas, protestas o partidos.De hecho dirigentes del PP como García Albiol o Pablo Casado así lo han manifestado ya, planteando la posibilidad de ilegalizar a los partidos que defienden la independencia. Hoy se carga contra los que legítimamente defienden la independencia y el derecho a decidir, mañana podrán atacarnos por defender la República o exigir que la Iglesia Católica este fuera de nuestras aulas.

Esta campaña repugnante no muestra más que la desesperación de quien ve con temor un movimiento fuerte, democrático y pacífico que no se rinde ante las amenazas y las imposiciones de un gobierno que piensa que seguimos viviendo en una dictadura. En la calle, con la movilización y la lucha defenderemos esos derechos que tanto costó conquistar a nuestros padres y abuelos.

¡Todos a la huelga y las manifestaciones el 25 y 26 de Octubre!
¡Contra la represión franquista del PP y la aplicación del 155!

10 de mayo: Todas y todos a la huelga estudiantil

cartel 10m castellano peq 1