¡Abajo el terrorismo yihadista y las intervenciones imperialistas!

¡Vuestras guerras nuestros muertos!

El jueves 17 de agosto, las Ramblas de Barcelona se convirtieron en el centro de un brutal ataque terrorista: una furgoneta recorrió más de medido kilometro arrollando a cientos de personas a su paso. El saldo macabro de este ataque fue la muerte de 13 personas, más de 100 heridos, algunos de ellos en estado muy grave, y la conmoción entre la población de la capital catalana que veía impotente como una jornada de vacaciones se podía transformar en una pesadilla.

El pasado sábado 22 de julio el gobierno publicaba en el BOE un nuevo ataque brutal a los estudiantes con menos recursos. Siguiendo la ya tradicional táctica del PP - aprovechando los meses de verano y a escondidas de toda la comunidad educativa - el gobierno aprobaba un nuevo endurecimiento de los requisitos para obtener becas. Un endurecimiento dirigido, como siempre, a castigar a los estudiantes que provenimos de familias trabajadoras y no podemos hacer frente a las matrículas desorbitadas que nos impone este gobierno. Sin previo aviso el Ministerio de Educación introducía una modificación que no se incluía en los borradores oficiales y que ha ocultado conscientemente incluso a los medios de comunicación en la rueda de prensa que el ministro hizo el pasado viernes. Para añadir más descaro aún a este gobierno que nos toma por tontos, cuando periodistas preguntaban por esta cuestión el MEC se despachaba quitando peso al asunto, alegando que se trataba de “un error” en la redacción que no necesita rectificación. Parece que los miles de estudiantes que ya no podrán ir a la Universidad por culpa de este endurecimiento le dan exactamente igual. Que los que provenimos de familias trabajadoras no podamos ir a la Universidad es para ellos “tan poca cosa” que no merece la más mínima atención y por supuesto ninguna “rectificación”. ¡Qué impresentables!

¡Basta de agresiones machistas en las ferias populares!

En los últimos años ha salido a la luz que las fiestas populares son uno de los puntos con mayor concentración de agresiones machistas. El ocio embrutecedor del alcohol y las drogas que el capitalismo ofrece a la juventud, unido a la situación de degradación social y la impunidad por parte de las instituciones a los agresores, son el campo de cultivo perfecto para la proliferación de más y más agresiones machistas.

Las salvajes violaciones múltiples que se denunciaron en la Feria de Málaga en 2014 y en los Sanfermines del año pasado son sólo algunos de los casos más escandalosos y sonados. Sin embargo, no son una excepción, sino la punta del iceberg de los abusos y agresiones machistas —tocamientos, acoso y persecuciones en la calle, insultos...— que se suceden cada verano en las fiestas populares de barrios y ciudades, o en espacios de ocio nocturno cada fin de semana.

Caseta del SE en la Feria de Málaga

¡Muchas gracias a todos y todas por vuestro inmenso apoyo!

En los últimos días hemos llevado adelante una intensa campaña en apoyo y solidaridad con el Sindicato de Estudiantes y El Militante (Izquierda Revolucionaria) ante la intención manifestada por el gobierno municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Málaga, de expulsarnos de la Feria de agosto a través de una extensión completamente arbitraria de los horarios de apertura.

Después del enorme apoyo que hemos recogido, con más de 1.000 resoluciones firmadas por jóvenes y trabajadores, y el apoyo público de sindicatos, organizaciones y colectivos de izquierda, tanto del Estado español como internacionalmente, de que hayamos compartido en redes sociales miles de mensajes y centenares de fotos, el Ayuntamiento de Málaga nos ha comunicado por escrito la no obligatoriedad de apertura durante 18 horas seguidas de manera continuada. Como se puede leer en el escrito del Ayuntamiento que adjuntamos, según la Concejala de Fiestas todo se reduce a un “malentendido”. Nos alegramos mucho de que este “malentendido” se haya aclarado después de ocho días de intensa campaña de protesta y que, por tanto, se garantice la presencia del Sindicato de Estudiantes y de El Militante en la Feria de Málaga en las mismas condiciones que otros años.

Estos días, en todo el Estado, estamos alcanzando temperaturas récords debido a la ola de calor. En Madrid, las temperaturas llegan hasta los 40 grados con mínimas de 25 grados. Los recortes del Partido Popular a la educación y la sanidad también son de record, con más de 400 millones de tijeretazo en la escuela pública. A la vez que sigue dando millones y millones de euros a centros concertados y privados que segregan por sexos.

El pasado 11 de mayo, desde el Sindicato de Estudiantes convocamos un paro estudiantil en los institutos y en la universidad de Málaga y para mostrar nuestra repulsa por el asesinato de Pablo, un joven malagueño de 22 años al que asesinaron reconocidos miembros fascistas de la ciudad.

No estamos dispuestos a permitir que la impunidad de la que gozan estos elementos fascistas acalle este crimen ni ningún otro. No nos dejamos amedrentar por estos elementos y por ello seguimos luchando en las calles por nuestros derechos. Este sábado 17 de junio, toda la izquierda, las asociaciones de vecinos, LGTBI y de migrantes volvemos a salir a la calle para gritar ¡basta de violencia fascista!


Reproducimos el cartel y la convocatoria que estamos lanzando todas las organizaciones:

Asamblea en el IES Xelmirez

Os alumnos do Xelmirez II están a levar unha dura loita polo seu futuro. Levan unha semana reclamando cursar en 2º de Bacharelato Literatura Galega do século XX e Historia da Música e da Danza. Aínda que pode parecer unha reivindicación lóxica, está a provocar unha vaga represiva por parte da dirección contra alumnos e profesores.

O pasado luns 6 de Xuño, un grupo de cen alumnos de 1º de Bacharelato concentráronse no vestíbulo do instituto durante todo o día, esixindo dende o primeiro minuto que a dirección do centro dera resposta ás súas demandas. Sen embargo o único que recibiron foi desprezo. A directora “invitounos” a marchar fora do instituto, a matricularse noutro centro, ou incluso ameazou coa perda do dereito á escolarización aos participantes. Este foi tan só o principio dunha serie de atropelos aos dereito democrático do alumnado (como o dereito á protesta).

Este mes de marzo el Partido Popular ha reclamado a más de 2.500 estudiantes de la Universidad de Sevilla y la Universidad Pablo de Olavide la beca concedida por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) solicitada los cursos 2012-2013 y 2013-2014 con la excusa de no haber aprobado el 50% de los créditos matriculados durante esos cursos.

Estas cartas han llegado cuatro años después, y ahora no sólo les exigen devolver la cuantía de la beca, sino los intereses legales de estos cuatro años también. Esto supone una situación de auténtica asfixia económica para miles de familias trabajadoras que no pueden pagar estas cantidades. Ni ahora ni hace cuatro años cuando, precisamente por este motivo, solicitaron la beca.